Home Page
Fundación VIHDA
Luis Urdaneta 208
Guayaquil, Ecuador
Teléfonos: 2568863 • 2311451
info@vihda.org.ec
 
Información sobre Fundación VIHDA
¿Qué hacemos?
Prensa
VIHDA en los medios
Casos y Tasas de VIH/SIDA
Información sobre VIH/SIDA
Bajar e Imprimir hojas informativas
Examen VIH/SIDA
¿Si tengo VIH/SIDA?
Sexo seguro
Publicaciones
Otros Links VIH/SIDA
Information in English
¿Quiere colaborar?
 
Guayaquil, Ecuador |

IMPACTO SOCIAL Y CULTURAL DEL VIH/SIDA

Impacto Social y Cultural del VIH/SIDA
Tipos comunes de discriminación.
Los efectos de los prejuicios.
¿Cómo incide la discriminación en la expansión del VIH?
Los efectos de la pobreza y el SIDA.


Impacto Social y Cultural del VIH/SIDA

Es innegable que el avance de la afección en el mundo, y también en nuestro país, así como la creciente comprensión de que el VIH/SIDA es un tema que nos atañe a todos han conducido a paulatinos ( aunque insuficientes) cambios sociales y culturales, promovidos especialmente desde la sociedad civil, en la manera de abordar la problemática.

Contamos en la actualidad con una normativa internacional y nacional que incluyen leyes específicas para preservar los derechos de las persona que viven con VIH/SIDA. Sin embargo, en lo que concierne a nuestro país por ejemplo, se aplican muy parcialmente y proliferan las denuncias en torno a actitudes discriminatorias que comienzan en los centros de salud pública, lo que demuestra que pese a los avances en materia de legislación, sigue pendiente la adopción de medidas concretas (por ejemplo el diseño de campañas masivas de información y sensibilización) que propicien la creación de un contexto favorable, donde el conjunto de sociedad se comprometa activamente en prácticas sociales libres de prejuicios.

Mientras ello no suceda, las personas que viven con VIH/SIDA seguirán enfrentándose a una afección mas: La discriminación corriente en el medio. En efecto, un diagnóstico positivo de la prueba de VIH/SIDA generalmente acarrea un ostracismo que conduce al aislamiento y, quienes han contraido el virus tienen que encarar consecuencias emocionales, económicas y sociales ( reñidas con los más elementales derechos humanos que les asisten), pues son objeto de rechazo debido a la desinformación y a la poca sensibilización que existe respecto de esta situación.

Las actitudes discriminatorias obedecen a una serie de prejuicios:

  • Debido a la homofobia y determinados patrones culturales que aun persisten el VIH/SIDA a la población gay, de trabajadoras/es sexuales y personas que utilizan drogas intravenosas y se cree que solo ellos están expuetos a contraer el virus, lo que conduce a marginales, soslayado el hecho de que el VIH se transmite a cuaquier persona independientemente de su orientación sexual, su práctica sexual u otra condición.
  • Por falta de información respecto de las formas de transmisión del virus, se cree que este puede ser contraido por un simple contacto, lo que ha llevado a discriminar a las personas que viven con VIH, desplazándolas de sus puestos de trabajo, lugares de estudio y aislándolas de la sociedad, en una actitud que atenta contra sus más elementales derechos.

Tipos comunes de discriminación.

  • Algunos países exigen la presentación de un examen VIH para permitir el ingreso a sus territorios. Si una persona es seropositiva se le niega la entrada.
  • En nuestro país se ha denunciado que algunos establecimientos educacionales ilegalmente exigen una prueba de VIH como requisito para el ingreso. También lo hacen determinadas dependencias públicas y privadas al momento de contratar (o renovar el contrato) a su personal.
  • A muchas personas seropositivas se les rechaza del empleo.
  • Las companías aseguradoras se niegan a cubrir costos de tratamientos y a extenderles seguros de vida.
  • La mayoría de personas que viven con VIH/SIDA no tienen acceso a tratamientos y medicamentos.
  • Algunos profesionales e instituciones de la salud se niegan a antenderlos.
  • Los niños y estudiantes con VIH o cuyos padres viven con el virus son discriminados en los establecimientos educativos.
  • En algunos países se les realizan pruebas de VIH sin que se haya dado su consentimiento o se les informa de su estatus de VIH sin haberles brindado el necesario asesoramiento previo.
  • Se viola la confidencialidad y privacidad, por ejemplo, al revelar a sus familias su condición sin su consentimiento

Inicio de la página


 

Los efectos de los prejuicios

  • Los prejuicios corrientes en nuestro medio conducen a la discriminación y violencia contra las personas que viven con la enfermedad.
  • Llevan a quienes no padecen la afección a actuar de modo irracional con aquellas personas que viven con VIH/SIDA.
  • Les vuelve reticentes a cambiar su comportamiento discriminatorio.
  • Condenan a las personas que viven con VIH/SIDA a una actitud de invisibilidad por temor a la discriminación.
  • Generan temor de hablar abiertamente sobre el VIH y el SIDA.
  • La discriminación, estigmatización y victimización contribuyen a la expansión del VIH pues conducen a culpar a los demás y, por ende a no protegerse.

Inicio de la página


 

¿Cómo incide la discriminación en la expansión del VIH?

Una prevención y tratamiento eficaz del VIH depende de la disponibilidad de servicios libres de discriminación, respetuosos de la diversidad, como tambien de la voluntad de las personas para hacerse exámenes de VIH, pero en la medida en que quienes viven con el virus sigan siendo víctimas de prácticas discriminatorias, no tendrán la disponibilidad de hacérselos.

De igual modo, si a las personas que viven con VIH/SIDA se les sigue negando acceso a tratamiento, se mostrarán reticentes a someterse a las pruebas.

La prevención y el tratamiento eficaz también depende de que la gente se muestre “abierta” a tratar el tema del VIH y el SIDA. De que no teman hablar de ellos con sus parejas, amigos, familiares e incluso compañeros de trabajo, brindar a las personas que viven con VIH la confianza suficiente para que conversen con los demás sobre su situación es un buen camino para reducir los prejuicios que rodean al virus y a quienes lo han contraido.

Inicio de la página


Los efectos de la pobreza y el SIDA.

Pobreza y SIDA van aparejados: Las estadísticas demuestran que mas del 90% de las personas afectadas viven en paises pobres, pero el 90% de los fondos económicos disponibles sirven únicamente para curar al 10% de los que habitan en los países ricos. Las cifras revelan asímismo que en las naciones desarrolladas, la población de escasos recursos está más expuesta a la afección que los sectores de altos ingresos.

No obstante, es más bien en el mundo industrializado donde sectores de la sociedad civil y gobiernos han aunado esfuerzos para alentar sobre las formas de detener el VIH. Como resultado, muchas vidas se han salvado y la incidencia de la afección ha ido decreciendo.

No sucede lo mismo en los países pobres donde por lo general los gobiernos no han diseñado campañas masivas de prevención ni tratamientos y la posibilidad de información es muy restringida. En nuestro continente, dos excepciones confirman esa regla: Brasil, que al producir genéricos antirretrovirales, ha logrado frenar la expansión del VIH/SIDA, y Cuba, que al incluir el combate de la afección en sus políticas públicas de salud, ha podido revertir la tendencia de la afección.

En el Ecuador casi todo está por hacer. Como se mencionó anteriormente, hay un marco jurídico que posibilitaría enfrentar la problemática, pero no existe la voluntad política para aplicar la ley.

Asímismo, el alto costo de tratamiento ha hecho que las personas que contraen VIH/SIDA estén condenadas a morir, no por la influencia del virus en sus organismos sino por su condición de pobres.

Inicio de la página


©2006 Fundación VIHDA